Los hoteleros rechazan subir la tasa turística

Los hoteleros rechazan subir la tasa turística

[27/03/2018]

El Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB) anunció ayer que se opone “completamente” a un posible incremento del impuesto turístico, tal y como planteó Barcelona Global, la asociación que agrupa a más de un centenar de empresas que aseguran trabajar en la marca Barcelona. Una entidad que afirma luchar en proyectos de ciudad en las áreas de emprendimiento y competitividad, investigación, conocimiento, cultura, turismo e impacto social.

El pasado 21 de marzo, la citada entidad celebró la 1st Barcelona Global Summit. En esa cumbre se propuso no solo el aumento de la tasa turística, sino también revisar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en los edificios completos de apartamentos.

El Gremio de Hoteleros emitió ayer un comunicado contrario al incremento del impuesto turístico: “No se puede plantear un aumento si actualmente se desconoce completamente adónde van destinados los recursos que reciben y gestionan los municipios”. También rechazaron la propuesta de aumento del IBI, ya que lo consideran una medida que “actúa contra aquellos actores que lo hacen bien y que favorecen la coexistencia turística”, a la vez que reclama propuestas que sí que afectan a los actores que “no actúan bien y generan una afectación grave sobre los ciudadanos”.

El GHB dijo que no se siente identificado con Barcelona Global, ya que “no representa en ningún ámbito ni aspecto a los hoteleros de Barcelona y, por lo tanto, sus propuestas no se pueden hacer extensivas a esta entidad”. El gremio de Barcelona, además, denunció que echó en falta que se abordara durante la cumbre la ilegalidad vinculada al alojamiento turístico, “principal y grave problema que sufre la ciudad y que tantas injerencias provoca en la coexistencia entre la actividad turística y sus habitantes”. Por ello quisieron remarcar que, pese a que pudiera haber dado la sensación de “ruptura” de un bloque común por la lucha contra la ilegalidad, “en ningún caso se corresponde con la realidad, pues el sector hotelero se mantiene firme e inalterable en esta cuestión crucial para Barcelona y sus ciudadanos”.

Por otro lado, el concejal de Empresa y Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Agustí Colom, y el presidente de Turisme de Barcelona, Joan Gaspart, anunciaron ayer la licitación de la redacción de un plan para definir la futura estrategia de marketing turístico de la ciudad.

Tanto Gaspart como Colom anunciaron que los incidentes en Barcelona tras los encarcelamientos de los políticos independentistas no han afectado a la imagen de la ciudad y no se han producido cancelaciones hoteleras pese a las imágenes aireadas por los medios internacionales.

Colom remarcó que las protestas son excepcionales, pero que Barcelona “como el resto de grandes ciudades” es capaz de convivir con este tipo de protestas y no se altera la vida del turista, ya que los servicios permanecen abiertos y el transporte público funciona con normalidad.

Gaspart remarcó que la entidad que preside está “ocupada” trabajando con los operadores internacionales para explicar la situación de normalidad de la ciudad. Pero también destacó que como “ciudadano, estoy muy preocupado”, admitió. El presidente de Barcelona Turismo reclamo a los representantes políticos que encuentren una solución para que los altercados no vuelvan a repetirse.
Tanto Colom como Gaspart destacaron que la actividad turística se mantiene en unas cifras similares al año pasado, cuando visitaron la ciudad “15 millones y medio de turistas”. Destacaron que la ocupación hotelera esta Semana Santa es del 80%, mientras que el año pasado fue del 85%, pero aseguraron que se debe a que en 2018 la festividad tiene lugar en marzo.

Enlaces
noticies